Créditos bancarios
Cada trabajador mendocino debe $12.322, el equivalente a 1,5 salarios mensuales promedio
Miércoles, 5 de marzo de 2014Es la sexta provincia a nivel país con la población menos endeudada, según un estudio privado. El promedio nacional es de $20.101. En los últimos diez años, es la segunda provincia que menos tomó deuda.
Por: Federico Manrique fmanrique@sitioandino.com.ar
Los créditos bancarios de todo tipo (personales, prendarios y financiamiento con tarjeta de crédito) al sector privado han sido una palanca fundamental para el crecimiento y el sostenimiento del consumo a nivel país. Pero una población endeudada, también implica una capacidad restringida de consumo a futuro, ya que una parte creciente del ingreso se debe destinar a pagar los préstamos adquiridos.

Esta realidad, que marca la idea del vaso medio lleno o medio vacío, según cómo se mire, permite analizar lo sucedido hasta ahora a nivel país y lo proyectado a futuro, teniendo en cuenta la capacidad de pago y consumo de las familias en cada provincia argentina, según se desprende de un estudio de Félix Piacentini para la consultora Noanomics.

En este sentido, Mendoza se presenta como una de las provincias donde menos creció el crédito al sector privado, pero también es uno de los territorios federales donde menos endeudados están sus trabajadores, tanto los del sector privado como público, por lo que a futuro hay una margen mayor para expandir el crédito bancario y el consumo.

En los últimos años el importante crecimiento de los préstamos a los trabajadores formales (públicos y privados), bajo la figura de préstamos personales, prendarios y financiación de tarjetas de crédito, ha sostenido la trayectoria del consumo masivo y de bienes durables permitiendo expandirlo por encima de la capacidad de compra real de los salarios (paritarias versus inflación). A fines de 2013 el stock nominal de préstamos de todo tipo otorgados a empleados en relación de dependencia asciende a unos $168.000 millones, por lo que el endeudamiento promedio de cada trabajador formal público y privado resulta de $ 20.101.

En el análisis por jurisdicciones, a nivel país hay una gran disparidad. En Mendoza cada trabajador asalariado debe en promedio un total de $12.322 al tercer trimestre de 2013, convirtiendo a la provincia en la sexta menos endeudada del país. La menos comprometida es Catamarca, con un promedio por trabajador de $8.259; mientras que la más endeudada en términos absolutos es la Ciudad de Buenos Aires con $32.745 (ver gráfico).

El stock de préstamos analizado por Noanomics es el otorgado a personas físicas en relación de dependencia laboral, que en su mayor parte se refiere a préstamos personales, prendarios y financiamiento de tarjetas de crédito pero también incorpora préstamos hipotecarios y otros tipos de crédito que participan con un peso relativo menor al tercer trimestre de 2013 (último dato disponible).

La toma de un préstamo implica un aumento del consumo presente pero una disminución del futuro, cuando la devolución del mismo reduce el nivel de ingreso disponible. Por ello es relevante estudiar la evolución del endeudamiento de las familias, en la medida que su mayor o menor nivel puede afectar la dinámica futura de las variables que componen la demanda agregada.

Una forma adecuada de medir el endeudamiento es poniéndolo en relación con los salarios. En este sentido, mientras a nivel país cada trabajador asalariado arrastra una deuda promedio equivalente a 2,3 salarios promedios, en Mendoza cada empleado debe 1,5 salarios. Mendoza se ubica así como la quinta provincia menos endeudadas, en un ranking que tiene a San Juan y Catamarca como las menos endeudadas (cada trabajador debe el equivalente a 1,1 salarios) y a Ciudad de Buenos Aires como la más comprometida (la deuda por empleado equivale a 3,4 sueldos promedio mensual).


En relación a la dinámica del endeudamiento relativo, en la última década las familias argentinas han aumentado su nivel en 0,6 salarios brutos, desde 1,8 en el tercer trimestre de 2003 a los 2,3 del mismo trimestre de 2013. A nivel regional son Misiones, Buenos Aires, Salta, Jujuy y Santiago del Estero las provincias que más crecimiento evidenciaron en este indicador, subiendo el endeudamiento relativo de sus trabajadores en 1 salario completo entre las puntas. Córdoba, Santa Fé, Neuquén, Río Negro, Entre Ríos y La Rioja conservaron sus grados de endeudamiento prácticamente sin cambios. En sentido inverso, las familias de San Juan y Mendoza redujeron sus compromisos financieros en 0,5 y 1,3 salarios respectivamente.

En el análisis histórico, durante los últimos diez años (2003 a 2013) el endeudamiento del trabajador mendocino se redujo. La deuda bancaria acumulada bajó el equivalente a medio salario promedio mensual (0,5) en Mendoza, siendo la segunda provincia donde más bajó el endeudamiento.

Mendoza se presenta entonces como una plaza donde el crédito bancario creció menos en los últimos años, con lo que se perdió una oportunidad de darle mayor fuerza a la expansión del consumo. La buena noticia (el vaso medio lleno) es que a futuro, Mendoza ofrece un margen mayor para la penetración del crédito bancario, mientras que en el corto plazo los asalariados tanto privados como públicos tienen una proporción de sus ingresos menos comprometida con el pago de deudas.
En Twitter @Fede_Manrique
¿Estás de acuerdo con el tema?
Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario